No hay comentarios

ILUMINACIÓN DEL ACUEDUCTO DE CIUDAD MERIDIANA

Parece que el acueducto de Ciutat Meridiana pasará a estar iluminado. Esto será posible gracias a los fondos proveniente de la tasa turística. El presupuesto destinado a este menester, asciende a 153.104 €. Parte de los fondos recaudados, también se invertirán en nuestro distrito para el festival “Flamencas en Barcelona”.

La ciudad de Barcelona recaudó 4,9 millones de euros entre el segundo y el tercer trimestre de 2017 provenientes del relativamente nuevo impuesto de estancias en establecimientos turísticos. Parece que la mitad de esta cuantía, será destinada a realizar mejoras en infraestructuras y servicios, como es el caso del acueducto de Ciudad Meridiana.

Un poco de historia

Aunque hace bastantes años que está en deshuso, el acueducto de Ciudad Meridiana, formaba parte de una gran infraestructura hidráulica destinada a abastecer de agua a una ciudad que crecía considerablemente, y a finales del siglo XIX, los pozos existentes, eran insuficientes para satisfacer la creciente demanda de agua.

Fruto de este problema, nacen propuestas públicas y privadas para hacer llegar el agua a la ciudad. Es en Nou barris, donde se materializan tres proyectos importantes, que fueron las conducciones privadas de aguas del Vallès y de Dosrius, el acueducto público de Alto de Moncada y otras canalizaciones propiedad de compañías pequeñas de San Andrés, algunas masias y algunos particulares.

El acueducto de Ciudad Meridiana concretamente, forma parte de las conducciones privadas de aguas del Vallès. Este canal, fue un proyecto de Andrés Marino, que era propietario de derechos sobre las aguas en las rieras de Ripoll y de Caldes, y que fue financiado por el banquero Manuel Girona. El acueducto del Baix Vallès tenía más de 18 kilómetros y conducía más de 1.700 metros cúbicos de agua cada día.

Estos acueductos se nutrían de las crestas de la montaña de Collserola para poder facilitar su penetración desde las afueras hasta el interior de Barcelona. Todavía podemos observar los puentes con los que salvaban los desniveles de los arroyos. En este punto, nos encontramos que el acueducto atraviesa el torrente de Tapioles. Un tramo más adelante, pero todavía en Ciudad Meridiana, podemos encontrar otro gran puente por donde atraviesa el acueducto.

En 1881 la empresa fue absorvida por la sociedad Compañía de Aguas de Barcelona, ​Pero al poco tiempo, cuando la ciudad superó el millón y medio de habitantes, los acueductos no daban a basto para abastecer la fuerte demande de agua y se inició la canalización del río Ter.

Algunas partes fueron restauradas, pero todavía podemos encontrar en la montaña tramos de los antiguos acueductos que tanto los vecinos como el archivo histórico de Roquetes – Nou Barris no quieren que se pierdan.